dijous, de juny 14, 2007


RAJOY Y XÀTIVA

Vicent Soler

Razón tenía la tripleta Rajoy, Camps y Rus para festejar por todo lo alto su victoria electoral en la remodelada plaza de toros de Xàtiva.


Rus había ganado en su ciudad a pesar de su comportamiento pertinazmente prepotente. Ahora ya podrá pasearse tranquilo con su Ferrari, todo un icono valorado positivamente por sus votantes, sin que el partido le llame la atención.


Camps había mejorado el resultado de hace cuatro años -casi rozó el máximo histórico de Lerma de 1983-, a pesar de los pesares. Ahora, para ganar las próximas, sólo tiene que mantener la mordaza a los medios de comunicación (modelo Chávez, el de Venezuela) para que sus votantes no sepan de los pesares (como que nuestro nivel de vida, por ejemplo, se va distanciando de la media española) y comulguen con la alegría de ser los mejores del mundo mundial. Con la ayuda de Ecclestone y demás camaradas de los paraísos fiscales.


Pero, sin duda alguna, el más contento de todos debía de ser Rajoy porque, gracias a Valencia, podía mostrar una victoria en votos, que no en concejales, en unas elecciones que él mismo había calificado de primarias. Gracias a Valencia y a Madrid, pero en la capital castellana no estaba el horno para bollos por el pique entre los ganadores Aguirre y Gallardón.


Estaba tan lanzado hacia delante que se obsesionó en su discurso en atacar a todos aquellos que miran «hacia atrás». Obviamente se refería a los que tratan de hacer justicia con los represaliados por la dictadura franquista o a los que recuerdan muchas decisiones del Gobierno Aznar que ponen en un brete al PP actual porque invalidan muchas de las acusaciones al Gobierno Zapatero. Había que mirar sólo hacia el futuro, decía.


Sin embargo, hizo una gran excepción en su discurso cuando habló de España como nación. En este asunto miró hacia atrás sin empacho, echó mano de la memoria histórica a raudales. La memoria histórica que aprendimos algunos en la escuela franquista para validar la idea que «España es una unidad de destino en lo universal». Ríanse ustedes del nacionalismo de Carod-Rovira o de Ibarretxe. Estos dos señores son unos moderados al lado del discurso ultranacionalista de Rajoy en Xàtiva. Y pobre de aquel que discrepe de la idea de España que conlleva este nacionalismo. Será, es, un traidor.


Lo cual, dicho en Xàtiva sonaba a sarcasmo cruel. Hacía justamente trescientos años que «por justo derecho de conquista» el primer Borbón español había impuesto a sangre y fuego una idea similar a la que defendía Rajoy: la de «reducir todos mis reinos de España a la uniformidad de unas mismas leyes, usos, costumbres y tribunales, gobernándose igualmente todos por las leyes de Castilla tan loables y plausibles en todo el universo», según rezó el Decreto de Nueva Planta del 29 de junio de 1707. De hecho, la quema de la ciudad fue un aviso de navegantes.


Ni el recuerdo de este drama histórico -¿alguno de los valencianos presentes se lo recordó?- amilanó al jefe en su patriótica diatriba. ¿Dónde estaba la famosa autoestima de los valencianos de la que hablan por doquier Camps y compañía?



*Catedrático de Economía. Universitat de València

4 comentaris:

InMeTa ha dit...

ei!
Mira que pedrem el super discurs de Rajoy??Avisam quant torne q aço no te desperdici...La camisa q porten els pijets a la foto es original,eh??
Bueno q te vaja molt b a les oposicions i fins promte.

Anònim ha dit...

Pablo Iglesias, JR
El article que has plasmat el vaig llegir el altre dia en el LMV i no te desperdici.
Ixe tio escriu de puta mare!
Lo del acte sobren les paraules...que la gent que tornava del hospital tinguera que desviar-se per tres punts distints per a arrivar a la seua casa per culpa de un acte partidista...no en recursos públics. Jo crec que la Policia Local està per a altres menesteres, i no per a la dedicació de l´Alcalde.
de totes formes...VIVA LA REPÚBLICA!!!

Anònim ha dit...

buenos dias; en primer lugar quería decir que los habitanates de Xàtiva debería de estar orgullosos por ser un referent político a nivel provincial, e incluso a nivel autonómico, pensad lo que decís, por vovsotros, la gente que llamais de izquierdas, solo sois gente que vive estancad en el pasado, aferrándose a la memoria histórica como base de vuestra ideologí y de vuestras doctrinas, que se puede esperar de vosotros? no existe en vuestro cerebro el sensaciòn del perdedor, por eso haceis campañas sucia, de acoso y derribo, tanto a nivel político como personal contra la gente del PARTIDO POPULAR,que van apensar vuestros votantes, no les aportais ideas, no les prometeis progreso, no les llevais hacia el futuro, pensad u poco lo que estais haciendo ¿ de verdad os beneficia? Pobres de vosotros estais esperando obsesivamente la III República, es decir, estais deseando llevarnos al España de principios del siglo XX, ¡que Dios guarde por vuestras almas y os desarrolle el cerebro un 10% igual que al resto de la humanidad!

Anònim ha dit...

Mira pepero de mierda!Me voy a dirigir a tí como te mereces: como escoria!
Que tienes que decir de los votantes?Los mismo que tu idolo Alfonsito?´Qué prefieres?Burros, rojos, ir en carro?
El respeto se lo ha de ganar uno, no con dinero de los ciudadanos, quien quiera irse de putas que se las pague, pero no el pueblo (Quieres que diga nombres?igual incluso aparece el tuyo...).
Jo ese día volvía a mi casa del hospital, y que la local esté destinada a ver si los nenes del pp están todos en su coche y no los atropellan por curzar hablando con el movil, pues no me parece bien, ni a mi, ni a muchos de vuestros votantes.